miércoles, 30 de junio de 2010

CANÍBAL. (parte 1)

Hoy caminando por la avenida, el aire trajo a mi tu sensual aroma
mis sentido del olfato se agudizo y te encontró entre tanta multitud, ahora mis ojos extasiados de tanta belleza recorrían perversamente tu cuerpo, tu piel parecía de seda, con salpicadas de color café, tu cabello sedoso y obediente, fino y arreglado, figura estética y esbelta, tacones de 11 centímetros que compensaban tus 1.60 metros, falda que al caminar dejaba asomar tus piernas torneadas y tibias.
mis ganas de correr y seducirte me provocaban nauseas,mi demonio deicidio mejor seguirte.....
intentando no ser evidente mantuve mi distancia, pero mis piernas tenían energía de más, llegaste a tu destino, un edificio blanco y con olor a nuevo, me quede detrás de un arbusto, hablaste con el portero y entraste. me arregle el cabello, y di paso lento y refinado hacia aquel edificio.
-buenas tardes señor,
-que tal, que desea?
- disculpe que es aquí?
- pues un edificio de oficinas y consultorios.
Consultorios pensé rápidamente, imagine los utensilios de quirofano, filosos, llenos de sangre, mi fantasía me regocijaba los labios, y pase mi lengua por ellos, saborearlos.
-gracias señor
Me fui.... pero regresare a encontrarte.....

miércoles, 23 de junio de 2010

Rey y Señor malvado.


Tu recuerdo me es partido en dos, tu mejor parte, es tu parte infantil, juguetona, deportista y artista. tus ojos miel, tu cuerpo grande y torneado, la seguridad de que aquel hombre grande y fuerte protegiera a su princesa del mas malvado, pero en este cuento de hadas, el malvado era el mismo que el hombre protector, ¿como podías entonces protegerme de ti mismo?. si tu peor parte era la de un demonio alcoholizado, lleno de espinas y dolor, que no veía mas allá de lo que podía pisar, que sus palabras y gritos golpeaban mi corazón. esas manos tan gastadas, y no por un esfuerzo de salir del hoyo, si no por hacer mucho mas hondo el hueco, tocaban mi piel y raspaba como una lija, pero aun así era mi mejor consuelo. tu falta me ha hecho una llaga en el alma, donde habita el rencor, y se mezcla con el odio y la tristeza, una herida tan profunda que creí haber olvidado, mas nunca curado. y ahora estoy volviendo a mirar mi herida, y todo lo que habita allí, sale como un torbellino. y trato entender quien es realmente este rey protector y señor malvado, que me dio y me quito, que se fue, se alejo y ahora no lo quiero cerca, trato de entenderte a tí para entenderme a mi, y sí, duele, te odio, y te amo, te necesito, te compadesco, pero no te justifico. rey de mis tierras, rey de mi corazón, perdonarte es tarea de toda una vida, tal vez pueda, no lo sé, pero eres y seras muy importante en mi vida.